Cañón naval inglés "Circa 1790", con una carga de un                                                                calibre de 6 libras, bajo el reglamento de fabricación de                                                              los cañónes ingleses de 1917. Estas balas de cañón se                                                              caracterízaban por tener un diametro de 88.8mm y con                                                                un peso de 2.72 kgrs. La longuitud del cañón podía ser                                                                clasificada y variar en corto, mediano o largo en calíbres                                                              mayores, aunque en este caso hablamos de un cañón                                                                largo y alcanzaba los 1.66mts. Las balas normales eran                                                              simples masas de hierro colado capaces de penetrar el                                                              casco enemigo, estas balas de cañón podían tener un alcance máximo aproximado de 3,000 metros con tan solo un elevevación de 15°. Aunque su efectividad real podía ser a mucho menor distancia.